Antioxidantes: Nutrientes Clave para tu sistema inmunológico

Por Nestlé Health Science

El cansancio, la fatiga y la edad

 

Aportar antioxidantes en todas las etapas de nuestra vida puede ayudar a sentirnos bien, y a medida que nos hacemos mayores todavía será más importante incluirlos en nuestra dieta, ya que nuestro sistema inmunológico se vuelve susceptible a las infecciones. Una dieta rica en esos nutrientes es una ayuda extra para mantener activo a nuestro sistema inmunitario.

 

Los antioxidantes contribuyen a una buena salud

 

Se trata de nutrientes y otras sustancias que contribuyen al mantenimiento óptimo del estado de salud, al tener la capacidad de capturar y neutralizar los radicales libres.

Los radicales libres son sustancias muy oxidantes que dañan las células y el ADN. Aparecen durante la digestión de los alimentos y también debido a la exposición al sol y a la contaminación, entre otras actividades. Además, intervienen en el envejecimiento celular.

 

Nuestro organismo tiene sistemas de defensa contra los radicales libres, pero necesitan determinados nutrientes para poder funcionar: los minerales y las vitaminas antioxidantes. 

 

El selenio, el zinc, la vitamina B2 o la vitamina C son algunos de ellos.

Es fundamental incluir alimentos con estos minerales y vitaminas en nuestra dieta cada día, porque forman parte de la maquinaria que repara nuestro organismo.

 

Los nutrientes que actúan como antioxidantes

 

Diversas, vitaminas, minerales y otras sustancias, tienen esa función en nuestro organismo.

 

Algunos de los alimentos con estas sustancias son los frutos rojos, el aceite de oliva, los vegetales frescos o el cacao también bebidas como el té o el vino tinto.

  • Los vegetales frescos son muy ricos en vitamina C y carotenoides, especialmente cuando no han sido cocinados y están recién cortados o pelados. Un jugo de naranja de cartón puede contener solo 10% de vitamina C a comparación de uno recién exprimido.

 

  • Los lácteos, la carne o el marisco son ricos en zinc y selenio, y también en vitaminas como la vitamina B2.

 

 

  • Los cereales integrales también nos aportan una buena cantidad de selenio y vitamina B2.

 

Por el contrario, dietas pobres en vegetales frescos y malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco favorecen la aparición de radicales libres.

 

Un sistema inmunológico fuerte para estar bien

 

 El sistema inmunológico, que nos protege de los agentes infecciosos como bacterias, virus y parásitos, puede verse afectado por una mala alimentación o malos hábitos de salud como el consumo de tabaco y alcohol.

 

Además, con la edad la respuesta de nuestro sistema inmunitario se vuelve más lenta y somos más susceptibles a padecer enfermedades infecciosas.

 

Las deficiencias de algunos minerales y vitaminas, como la vitamina C o el zinc, se relacionan con las alteraciones del sistema inmunitario atribuidas a la edad.

 

La nutrición es un factor importante para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunológico. Reponer los niveles adecuados de estos nutrientes puede ayudar a la función inmunitaria y a la resistencia a las infecciones.

 

Cómo los alimentos ricos en antioxidantes ayudan a tu sistema inmunológico

 

Contra una infección o un proceso inflamatorio, nuestro organismo produce gran cantidad de radicales libres para defenderse de los microbios invasores. Los antioxidantes son necesarios para regular estas reacciones y evitar que se produzcan daños en las células sanas. El equilibrio entre el proceso de oxidación y la disponibilidad de estos nutrientes es vital para nuestra salud.

 

Beneficios sobre el sistema inmunológico:

  • La vitamina C. Las células des sistema inmunológico utilizan esta vitamina para llevar a cabo sus funciones antimicrobianas.

 

  • El zinc. En nuestro organismo tiene un importante papel en la regulación y activación del sistema inmunológico.

 

 

  • El selenio. Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a la protección de las células frente al daño oxidativo.

 

  • La vitamina B2 o riboflavina. Esta vitamina contribuya a la protección de las células frente al daño oxidativo.

 

Los hábitos de vida saludable y una dieta rica en alimentos antioxidantes son fundamental para mantener sano y activo nuestro sistema inmunológico.

Aportando a tu dieta nutrientes o complementos alimentación ricos en antioxidantes cada día, alimentas tu sistema inmune y podrás recuperarte antes de las infecciones.


Más sobre Padecimientos

Ver todos los artículos