¿Qué tipo de nutrición es la mejor para un bebé con APLV?

Por Nestlé Health Science

La única forma de mejorar los síntomas de tu bebé es eliminar las proteínas de la leche de vaca de su dieta.


Es importante que no experimentes con una dieta sin leche de vaca para tu bebé sin la recomendación y orientación de tu médico.


Cuando la lactancia materna exclusiva no es factible, o cuando se complementa con fórmula, tu médico te ayudará a elegir la fórmula adecuada que no contenga proteínas de leche de vaca. Estas fórmulas han sido diseñadas pensando en tu bebé y contienen todos los nutrientes necesarios para apoyar su crecimiento y desarrollo.

Estas fórmulas especializadas se pueden basar en:

  • Leche de vaca, que ha sido tratada de cierta manera para garantizar que las proteínas, como las contenidas en el suero, ya no sean reconocidas por el sistema inmunológico de tu bebé y no causen una reacción alérgica
  • Aminoácidos

 

La siguiente tabla describe las diferencias entre los distintos tipos de fórmulas.

 

Nutrición para bebé con APLV

 

CUÁNDO Y CÓMO EMPEZAR LA INTRODUCCIÓN DE ALIMENTOS SÓLIDOS


Para cuando tu bebé tenga 6 meses, la leche materna (o las fórmulas especiales) ya no es suficiente para apoyar completamente su crecimiento y desarrollo, y se deben introducir alimentos complementarios. Hasta ese momento, la leche materna (o las fórmulas adecuadas) continúa siendo la principal fuente de nutrición para tu bebé.


Si introduces la alimentación complementaria demasiado pronto, puede aumentar el riesgo de que tu bebé se enferme; el reflejo que ayuda a mover alimentos sólidos alrededor de la boca y tragarlos generalmente se desarrolla entre los 4 y 7 meses y tu bebé no estará listo antes de este tiempo. De la misma manera, si la introduce demasiado tarde, es posible que tu bebé no reciba todo el aporte nutricional que necesita, lo que aumentaría el riesgo de que desarrolle deficiencias en vitaminas y minerales clave y se demore su crecimiento. Además de proporcionar nutrición, la introducción de alimentos complementarios también proporcionará estimulación sensorial para tu bebé y mejorará sus habilidades motoras.

 

REFERENCIAS

  1. US FDA. Food Allergies: What You Need to Know. Disponible en: http://www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/Consumers/ucm079311.htm (acceso: enero de 2017).
  2. Koletzko S, et al. Diagnostic Approach and Management of Cow’s-Milk Protein Allergy in Infants and Children: ESPGHAN Gl Committee Practical Guidelines. JPGN. 2012;55:221–9.
  3. Heyman MB, et al. Committee on Nutrition. Lactose intolerance in infants, children, and adolescents. Pediatrics. 2006;118(3):1279–86.
  4. Francavilla R, et al. Effect of lactose on gut microbiota and metabolome of infants with cow’s milk allergy. Pediatr Allergy Immunol. 2012;23(5):420–7.
  5. Prescott SL, et al. A global survey of changing patterns of food allergy burden in children. World Allergy Organ J. 2013;6(1):21.
  6. Høst A. Cow’s milk protein allergy and intolerance in infancy. Some clinical, epidemiological and immunological aspects. Pediatr Allergy Immunol. 1994;5:1–36.
  7. NIH. https://ghr.nlm.nih.gov/condition/lactose-intolerance#statistics (acceso: febrero de 2017).
  8. NIH. Lactose intolerance. Disponible en: https://ghr.nlm.nih.gov/condition/lactose-intolerance#statistics (acceso: febrero de 2017).

 

AVISO IMPORTANTE: Se debe alentar a las madres a continuar amamantando incluso cuando sus bebés tengan alergia a la proteína de leche de vaca. Esto generalmente requiere asesoramiento dietético calificado para excluir completamente todas las fuentes de proteína de leche de vaca de la dieta de la madre. Si se toma la decisión de usar una fórmula especial para bebés, es importante seguir las instrucciones de la etiqueta. El agua sin hervir, mamilas sin hervir o una dilución incorrecta pueden enfermar a los bebés. El almacenamiento, manejo, preparación y alimentación incorrectos pueden eventualmente producir efectos adversos en la salud de los bebés. Las fórmulas para fines médicos especiales destinadas a bebés deben ser utilizadas bajo supervisión médica.


Más sobre Padecimientos

Ver todos los artículos